ESTÉN AGRADECIDOS ¡Sin excusas!

En Audio


¡Sin excusas!

 
“Estén siempre alegres. Nunca dejen de orar, Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús.” 1 Tesalonicenses 5:16-18 NTV.


La expresión “gracias” expresa agradecimiento y es un ejercicio para practicar cada día y bajo cualquier circunstancia, aunque haya ocasiones que no lo ameritan, sin embargo es necesario hacerlo, pues nos hace bien al corazón y aporta a la confianza en Dios.

La gratitud sincera rompe la barrera del orgullo y abre la puerta de la humildad, y cuando es dirigida a Dios expresa dependencia.

El Salmo de agradecimiento dice:
“¡Aclamen con alegría a Jehová, habitantes de toda la tierra! Adoren a Jehová con gozo. Vengan ante él cantando con alegría. ¡Reconozcan que Jehová es Dios!. Él nos hizo, y le pertenecemos; somos su pueblo, ovejas de su prado. Entren por sus puertas con acción de gracias; vayan a sus atrios con alabanza. Denle gracias y alaben su nombre. Pues Jehová es bueno. Su amor inagotable permanece para siempre, y su fidelidad continúa de generación en generación.” Salmos 100. NTV

El Salmo 100 nos motiva a ser agradecidos con Dios. Aunque existe situaciones dificultosas donde no es fácil expresarlo; el Apóstol Pablo dijo a los tesalonicenses que
“en toda circunstancia sean agradecidos”, podemos entender que no hizo diferencia entre buenas o malas circunstancias sino que el agradecimiento debe estar presente en todo tiempo. Porque un hecho adverso puede ser la base para un mejor conocimiento de Dios, o bien para que surja una nueva idea. También puede ser un hecho que nos lleva a tener mas madurez, cortando radicalmente algo que es perjudicial. Un momento de prueba, aunque doloroso, podría servirnos para afirmar nuestra fe. En realidad no sabemos exactamente lo que pudiera pasar más adelante pero de lo que podemos estar seguros es que todo obra para bien a los que aman a Dios y que su amor inagotable y su fidelidad nunca nos abandonará.

No hay excusas para no ser agradecidos con Dios por todo lo que nos da, pero además debemos serlo con las personas que nos rodean.

Como declara el dicho popular: “No puedes dar lo que no tienes” así que cultiva esta palabra en tu corazón y luego compártelo con los demás para que así se propague la hermosa semilla llamada “Gratitud”.

Comienza este día con una actitud de verdadero agradecimiento en tu corazón, si reflexionas un momento verás que hay muchas razones para dar gracias.



Disfrute leyendo la Biblia